El cambio climático provocará mutaciones en los ecosistemas áridos, advierte un estudio de la Universidad de Alicante