Más de 250 participantes procedentes de once países debaten sobre la gestión y conservación del lobo