Noruega acoge la construcción del edificio de madera más alto del mundo