Adaptan el operativo de lucha contra incendios forestales a las condiciones de seguridad impuestas por la COVID-19

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presentado esta semana junto a los nueve delegados y delegadas territoriales el operativo contra incendios forestales en la Comunidad. 4.500 profesionales forman el operativo que entrará en su máximo despliegue el próximo 1 de julio. Respecto a la colaboración entre administraciones, continúa en vigor el Convenio de Defensa de los Campos de Tiro, único que existe en España, y un nuevo Protocolo de colaboración con la Comunidad de Madrid, que se suma a los ya existentes con Comunidades Autónomas limítrofes.

Respecto a la organización, la novedad principal es la adaptación de todos los procedimientos y protocolos de centros y medios para que se ejecuten en condiciones de seguridad para el personal con motivo de la pandemia del coronavirus, con modificaciones en los procedimientos de formación que el Centro de Defensa del fuego ha adaptado a todos los colectivos para impartir vía online. Además durante el verano, cuando las cuadrillas incrementan el número de componentes, ya está prevista la adecuación de los vehículos para cada equipo, evitando que se solapen los turnos, adaptando los horarios y ubicaciones y todo el material de prevención, con mascarillas y elementos de desinfección.

El Operativo para este verano estará integrado por 4.500 profesionales forestales, al que se han incorporado 12 nuevos agentes medioambientales y cuatro ingenieros para reforzar las comarcas y provincias más necesitadas. En cumplimiento de los acuerdos del diálogo social, se ha mejorado la cobertura de meses de autobombas en las provincias de León y Zamora, donde todas las autobombas están ya 9 meses operativas y se ha realizado un fuerte incremento, de 51 meses de trabajo, entre Salamanca y Ávila. El refuerzo del operativo se ha completado con la contratación de más técnicos de apoyo titulados en ingeniería forestal para todos los centros de mando y de un equipo técnico especialista en operaciones aéreas como apoyo al Puesto de Mando Avanzado.

Los medios materiales con los que contará este año la Comunidad son 218 puestos y cámaras de vigilancia, con la renovación de una torre en Ávila y otras dos nuevas en Burgos; 186 autobombas y 125 vehículos pickup (311 en total), 202 cuadrillas, de ellas 127 terrestres y  75 helitransportadas, 32 retenes de maquinaria y bulldozer cortafuegos y 31 medios aéreos ubicados en Castilla y León  (21 helicópteros de la Junta,  5 helicópteros y 5 aviones del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico –MITERD-) a los que se suman el resto de medios aéreos del Estado de cobertura nacional.

 

Respecto a las mejoras tecnológicas, que contribuyen a optimizar la gestión del incendio y refuerzan la seguridad del operativo, esta campaña contará con la instalación de cámaras en helipuertos para realizar el control operacional de las aeronaves, nueva APP Incendios sobre el  uso del fuego en el monte, recomendaciones y prohibiciones, que incorporará avisos de alertas o alarmas, así como dotación de nuevos dispositivos Smartphone para que todos los agentes medioambientales y celadores tengan su Smartphone personal con línea de datos y apps de ayuda, y sea así una de sus herramientas de trabajo diarias, mejorando de su seguridad y la realización de tareas. También se han adquirido equipos de radio y cuatro repetidores móviles más para dar mejor cobertura de comunicaciones en los incendios.

Este operativo es de carácter autonómico lo cual permite trasladar los medios con los que cuenta la Comunidad según las necesidades de cada provincia y teniendo en cuenta el riesgo existente, alcanzando en estos 3 meses de verano, época de riesgo alto, el máximo de medios.

Coordinación entre administraciones

La Junta cuenta con un operativo permanente, con despliegues estratégicos en todas las provincias, pero autonómico y flexible, con plena coordinación con otras administraciones, lo que garantiza el buen funcionamiento de las labores de prevención y extinción de incendios forestales.

El Centro Autonómico de Mando (CAM), ubicado en Valladolid, es el órgano encargado de mantener la coordinación interna de la propia Junta de Castilla y León, estando permanentemente en coordinación con la Sala de Emergencias del 112 y con los nueve Centros Provinciales de Mando (CPM) situados en las delegaciones territoriales de las nueve provincias. A su vez, está en constante comunicación con el resto de administraciones central, autonómicas y locales.

De esta manera, se garantiza un buen funcionamiento y la cooperación eficaz mediante una organización eficiente de los recursos y medios disponibles. Es preciso destacar las relaciones necesarias para la coordinación de medios Gobierno Central, con los medios aéreos del MITERD, la Guardia Civil y el Ministerio de Defensa en relación a la Unidad Militar de Emergencias (UME).

En este sentido, continúa vigente el Convenio de Defensa de los Campos de Tiro del Ministerio de Defensa, que beneficia a ambas administraciones y es el único que existe en España, que permite incorporar al operativo cuatro cuadrillas de tierra que se distribuyen, una en Burgos, dos en León y una en Valladolid, más una máquina buldócer en León. 

Además, los presidentes de la Junta de Castilla y León y de la Comunidad de Madrid han firmado recientemente un nuevo Protocolo de Actuación Conjunta en situaciones de emergencia en zonas limítrofes de ambos territorios, que incluye la prevención y extinción de incendios forestales, maximizando la colaboración mutua prestada hasta ahora desde el año 2010, traducida ahora en la mejora de la rapidez de la respuesta de las administraciones y la eficacia de las actuaciones para proporcionar un mejor servicio a la ciudadanía ante los incendios forestales y las situaciones de emergencia. También se está ultimando la tramitación de un nuevo protocolo con Castilla-La Mancha en términos similares.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente mantiene también convenios con ayuntamientos, mancomunidades y diputaciones, en los que este año se ha ampliado la cobertura mensual de 8 convenios de ayuntamientos de Ávila, y se mantienen Convenios de colaboración con las comunidades limítrofes (Galicia, Principado de Asturias, Cantabria, La Rioja, Aragón y Extremadura) y con el vecino país de Portugal, a través del Tratado de Évora, de carácter nacional.

Incendios 2020

A 31 de mayo de este año el número de incendios contabilizado ha sido de 229, de los que un 65 % ha sido solo conatos; la superficie forestal afectada ha sido de 945 hectáreas y la superficie arbolada de 104 hectáreas, muy por debajo del promedio 2010-2019 que fueron de 4.767 hectáreas y 622, respectivamente, entre un 80 y 83 % de disminución.

Desde el pasado viernes 19 de junio, ante el incremento relevante de temperaturas, se ha declarado peligro medio en las provincias de Ávila, Salamanca, Zamora y León, y hoy, lunes 22, se completa con el resto de provincias extendiéndose a toda la comunidad, lo que implica mayor disponibilidad de medios personal de la administración, Agentes medioambientales y técnicos de guardia y mayor disponibilidad de cuadrillas terrestres y helitransportadas