ASFOVA y el Ayuntamiento de Traspinedo promueven una agrupación de propietarios locales

Más de 80 propietarios forestales acudieron el pasado viernes a la convocatoria del Ayuntamiento de Traspinedo y de la Asociación Forestal de Valladolid (ASFOVA) para agruparse y poner en valor una zona forestal abandonada, en una reunión que sobrepasó todas las expectativas de participación. Esta zona, denominada ‘Sendero negro – Raya de Tovilla’ está abandonada debida al acusado minifundismo, considerándose una zona con alto riesgo de incendio forestal debido al elevado combustible que se encuentra.

La zona, con pendiente y difícil acceso, es un pinar de pino piñonero a las faldas de la ladera, que en apenas 40 hectáreas se encuentran más de 500 parcelas catastrales. Estos datos, hacen imaginar la imposibilidad de realizar una mínima intervención sostenible de manera particular, y es eso lo que han detectado los técnicos de la Asociación Forestal de Valladolid en los estudios realizados caracterizando la propiedad forestal privada, fruto de un acuerdo con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

En la reunión, el técnico de ASFOVA Jesús A. del Río expuso los datos de la propiedad privada en Valladolid en el municipio de Traspinedo, y la necesidad de realizar una agrupación de los propietarios forestales existentes en la referida zona forestal “para poder realizar la puesta en valor de ese pinar y la gestión en un futuro de dicha masa forestal en común, ya que es ingobernable cualquier actuación en ese pinar si no se agrupan todos los propietarios”, señala la agrupación en una nota.

A juicio de ASFOVA, esta reunión sobrepasó lo puramente medioambiental, ya que también fueron convocados los propietarios forestales que habían emigrado del municipio y habían sido localizados por el trabajo realizado por los técnicos del Ayuntamiento, subrayando la importancia que tiene el patrimonio forestal de un municipio como “sello de identidad de éste, adquirido y cuidado con mucho esfuerzo por nuestros padres y abuelos, y que ahora, por la baja rentabilidad de esos terrenos, se está abandonando”. Es por ello desde la Asociación Forestal de Valladolid consideran que “las Administraciones deben fomentar este tipo de iniciativas”, y este colectivo invita a todas las corporaciones locales en ponerse en contacto con ella para analizar la posibilidad de realizar actuaciones de mejora del patrimonio forestal en cada término municipal.