Cesefor incorpora una línea de prototipado de productos encolados de madera dirigidos al sector de la construcción

La Fundación Cesefor, caracterizada por promover el uso de la madera en el sector de la construcción y fomentar el I+D+I en procesos y productos dirigidos al dicho sector, acaba de incorporar una línea de prototipado de productos encolados de madera dirigidos principalmente al sector de las estructuras de madera, aumentando así su capacidad de investigación, innovación y transferencia. De esta forma, Cesefor continúa su estrategia de desarrollo de un taller-laboratorio, concepto que le permitiría estudiar en conjunto los procesos de fabricación y las propiedades físicas y mecánicas de los productos de madera.

Este nuevo espacio pretende ser además un espacio de emprendimiento y colaboración con el sector, donde desarrollar nuevos productos, mejorar los ya existentes o mejorar sus procesos de fabricación.

La línea de laminado está compuesta por un fresadora para la fabricación de uniones dentadas (máxima sección de trabajo 100x250 mm; 20 kW), equipada con fresas para largo de diente 15 y 20 mm, una prensa axial para el encastre de la unión (9 kW), una moldurera de 4 cabezales (24 kW; máxima sección de trabajo 230x120 mm), un aplicador presurizado de adhesivo, una prensa de laminados de dimensiones útiles 250x1.200x5.000 mm, presión máxima 180 bar, equipada con 10 pistones de empuje normal  y 5 de empuje lateral, y  una lijadora-calibradora (máxima sección de trabajo 160x1.100 mm; 10 kW).

Simultáneamente, y con el objeto de complementar las capacidades de I+D en su laboratorio de ensayos de productos de madera, Cesefor ha incorporado un banco de ensayos para la evaluación del comportamiento a tracción de productos estructurales de madera, con capacidad de ensayar piezas de hasta 400 cm de longitud y carga máxima de 120 toneladas.

Esta ampliación de la capacidad investigadora de Cesefor a través de la adquisición de nuevo equipamiento, ha sido posible gracias a una subvención para el desarrollo del proyecto “Desarrollo de productos tecnológicos de madera" de la Consejería de Economía y Hacienda en la convocatoria de subvenciones de en el año 2019 dirigidas a la creación de nuevas capacidades tecnológicas y científicas vinculadas a los recursos endógenos, o al desarrollo de nuevos materiales con interés industrial a través del apoyo a los centros tecnológicos de la Comunidad de Castilla y León.

Cesefor cuenta además con un taller de 600 m2, con equipos de carpintería (equipo de corte por control numérico, cepilladora, calibradora, sierra de banda y circular, entre otros), y un laboratorio con bancos de ensayos de propiedades mecánicas de la madera (pórticos de ensayo de 98 y 490 kN, un equipo de ensayo a tracción de 1,200 kN, y un equipo de ensayo de resistencia a flexión en voladizo para postes), equipos de análisis de propiedades mecánicas mediante métodos no destructivos, y una cámara de acondicionado de 10 m3, entre otros equipos principales.

Desde hace algunos años, y con carácter más reciente reforzando sus medios técnicos y humanos, Cesefor ha consolidado su línea de trabajo en construcción en madera, acorde al incremento de la demanda de este producto sostenible, renovable y duradero. De esta modo además de la mejora alcanzada mediante el nuevo equipamiento adquirido también ha reforzado su equipo de trabajo, que actualmente está conformado por 14 técnicos, donde destaca la incorporación en el último año y medio de dos doctores (especializados en estructuras de madera y procesos de tecnología de la madera), un ingeniero civil, un arquitecto y un carpintero, que complementan así el equipo de ingenieros técnicos de montes, forestales e industriales que ya lo integraban.

Puesta a punto de la nueva infraestructura y primeros trabajos de I+D

Cesefor está inmerso en el desarrollo de  los primeros prototipos de productos de ingeniería de madera fabricados mediante dicha infraestructura, focalizando su primer trabajo en el desarrollo de madera laminada encolada a partir de especies nacionales, pino silvestre (incluida madera con tratamientos químicos y madera termotratada) y eucalipto (Eucaliptus globulus), llegando incluso a combinar las diferentes alternativas planteadas para la obtención de vigas combinadas o mixtas, resultados que próximamente verán la luz y serán transferidos al sector.