El 4 de septiembre llega a los cines ‘La Vida en Llamas’, reconocimiento al trabajo de los bomberos forestales

Un total de 69 personas han fallecido desde el año 2000 mientras participaban en la  extinción de incendios forestales en España, una tarea  desconocida para el gran público en la que miles de profesionales de todo el país se juegan la vida cada verano. La Vida en Llamas es una superproducción documental que hará vivir al espectador en primera  persona y desde dentro la importantísima labor de los brigadistas en su lucha contra los  incendios forestales: “Una película sobre aquellos que arriesgan sus vidas para salvar a la naturaleza”.

El largometraje, del que ya se puede ver un tráiler promocional, dirigido por el experimentado realizador onubense Manuel H. Martín (nominado al Premio Goya por el documental 30 años de oscuridad), llegará  a  los cines el 4 de septiembre a través de una novedosa distribución cinematográfica “bajo demanda” en la que el público decidirá en qué salas se verá la película. Puede consultar aquí las salas en las que, precomprando la entrada, será posible ver el documental. Por el momento se podrá visionar en Valencia, Sevilla, Málaga, Guadalajara, León y Vigo. Posteriormente llegará a Discovery  Max la serie documental de tres capítulos, dirigida y presentada por el reconocido periodista navarro David Beriain.

Rodada durante dos años en Andalucía, uno de los lugares más complicados del planeta para extinguir incendios, La Vida en Llamas se centra en las experiencias de una de las unidades de élite de lucha contra el fuego, la BRICA. Un equipo de doce hombres que se suben a un helicóptero y vuelan hacia los lugares más inaccesibles y recónditos luchando muchas veces “a brazo partido” contra los incendios.

El  largometraje documental dirigido por Manuel H. Martín quiere contar las historias de esos héroes anónimos que luchan por preservar la naturaleza del azote de las llamas. Refleja la experiencia de tres de sus miembros: el líder del grupo Gustavo, el joven aprendiz “Curiño” y el más veterano “Abarca”. Un retrato íntimo y humano de estos profesionales en un verano que supondrá el primero para unos y el último para otros.

Un reto personal y técnico

En palabras del director del largometraje La Vida en Llamas, Manuel H. Martín, “este  proyecto ha supuesto un auténtico  reto  personal  y  técnico  para  todos. Así, el  equipo de rodaje tuvo que superar un duro entrenamiento y las mismas pruebas que los brigadistas para poder acompañarles durante los incendios al corazón de las llamas durante dos veranos consecutivos”.

En el plano estrictamente técnico, el reto fue aún mayor. ¿Cómo llevar  la  espectacularidad  de  un  incendio  desde  dentro  sin  perder  un  ápice  de  la seguridad y la singularidad de un proyecto así? “El rodaje ha contado con los últimos avances  técnicos:  cámaras  de  alta  definición  y  grabación superlenta preparadas para operar bajo las descargas de agua de las aeronaves, microcámaras instaladas en los helicópteros de extinción que tuvieron que ser homologadas por aviación civil, micrófonos inalámbricos cuyas membranas resistieran temperaturas continuas y superiores a los 60 grados, cámaras subjetivas instaladas en los cascos de los pilotos o en los pechos de los motoserristas, drones y un largo etcétera. Y todo para convertir La Vida en Llamas en una experiencia inmersiva para el espectador”, concluye diciendo Manuel H. Martín.

Un rodaje digno de una superproducción que ha permitido captar espectaculares secuencias  visuales y acceder por primera vez y sin efectos especiales al corazón del incendio y la primera línea de fuego, consiguiendo una experiencia visual para el espectador entre las salvajes llamas y bajo el agua de los helicópteros.

El proyecto de La  Vida  en  Llamas resultó ganador del Gran  Premio  del  Jurado  de  la 25º edición del ‘Sunny Side of the Doc’ en 2014, uno de los mercados internacionales del documental de mayor prestigio en todo el mundo, llamando la atención de múltiples canales de televisión europeos que apostaron por la superproducción documental española del año.

El largometraje y la serie de televisión están producidos por La Claqueta PC (nominada al Goya al Mejor Documental en tres ocasiones en los últimos cuatro años) en coproducción con 93 Metros y Canal Sur Televisión y cuentan con la participación de Veo Televisión para Discovery Max, RMC (Francia), NTV (Alemania), RTS (Suiza), RTBF (Bélgica) y UR (Suiza), así como con la ayuda y colaboración del ICAA, la Consejería de Cultura y  la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ambas de la Junta de Andalucía. La  producción ejecutiva estuvo a cargo de Olmo Figueredo González-Quevedo.

La  Vida  en  Llamas retrata la realidad, desconocida para el gran público, de miles de profesionales en todo el mundo que luchan en la sombra contra los incendios forestales, a los que este documental rinde homenaje.

Más información:

Página de Facebook de La vida en llamas.

Cuenta en Twitter @Enllamas_doc

Sinopsis:

Andalucía. Verano. Una de las peores zonas del planeta para luchar contra el fuego. Las altas temperaturas y el  tipo  de  bosque  la  convierten  en  un  polvorín  natural.  Para combatirlos existe un operativo especial, un cuerpo de élite que se enfrentan a los incendios de una forma única en el mundo: el ataque directo. Este dispositivo  recibe el nombre de BRICA. Un helicóptero los traslada a primera línea de fuego y apenas armados de motosierras, hachas y valor luchan contra llamas de más de cincuenta metros de altura. A través de tres de sus miembros (Gustavo, el líder; Abarca, el veterano a punto de jubilarse; y “Curiño”, el novato que acaba de llegar al cuerpo) conoceremos su día a día. Entre el fuego y el bosque, solo ellos.