El Life+ Desmania acomete varias acciones contra el hongo que amenaza las alisedas

El proyecto Life+ Desmania -puesto en marcha en 2012 para la conservación y recuperación del desmán ibérico (Galemys pyrenaicus) y su hábitat en Castilla y León y Extremadura- acaba de emprender una serie de actuaciones dirigidas a frenar, en la medida de lo posible, el avance de la Phytophthora alni, un hongo que produce la sequía de los alisos. Esto supone una grave amenaza para las alisedas, uno de los hábitat en los que se encuentra el desmán ibérico, por lo que tras la detección de esta enfermedad en el río Selmo (en la provincia de León), se han tomado una serie de medidas.

Estas actuaciones (en las que han participado técnicos de Cesefor, entidad integrante de este proyecto) se han desarrollado principalmente un tipo concreto de espacios, denominados “hábitat prioritario 91E0” (que se trata de bosques en torno a riberas de ríos, con los alisos y fresnos como especies principales). El programa de acciones emprendidas (que se ha desarrollado por periodo de casi un año) ha consistido en trabajos de campo y laboratorio para la confirmación de la enfermedad; actuaciones selvícolas sanitarias y seguimiento de las mismas mediante controles; creación de mapas de estado y riesgos y establecimiento de un protocolo de actuación para contener la propagación del hongo.

En lo que respecta a la primera fase de actuación, a mediados del pasado año se realizaron una serie de análisis en laboratorio de muestras tomadas de corteza y raíz en el río Selmo (provincia de León) para confirmar esta enfermedad en sus árboles de ribera. En cada punto de muestreo seleccionado se localizaron árboles de aliso sintomáticos (que presentaban una defoliación importante, descartando aquellos árboles que estén completamente secos). En esos ejemplares su buscó la presencia de exudados (síntomas característicos de la presencia de Phytophthora) y en los casos en los que se detectó, se extrajo de esa zona una muestra que constase tanto de corteza como de madera. También se tomaron muestras de raíces. Siguiendo todos los protocolos de trazabilidad de la toma de muestras, estas fueron posteriormente analizadas en laboratorio para confirmar el diagnóstico.

En una segunda fase de acción se acometieron las actuaciones selvícolas sanitarias pertinentes en el tramo de río confirmado con el objetivo de fortalecer la masa arbórea a conservar y evitar su propagación.

En los meses siguientes se ha realizado un seguimiento y control de la zona mediante nuevos análisis, para concluir el programa de actuaciones con la elaboración de una serie de mapas de estado y de riesgos de esta enfermedad en el ámbito territorial en el que se desarrolla el programa Life+ Desmania.

Finalmente, y gracias al conocimiento adquirido en el desarrollo de estas actuaciones por parte de los integrantes de este proyecto, se ha podido establecer un protocolo de actuación frente a la propagación de la Phytophthora alni aplicable para toda España.

 

Sobre el Life+ Desmania

El desmán ibérico (Galemys pyrenaicus) es un pequeño mamífero acuático que habita las proximidades de ríos, torrentes y lagos en zonas montañosas y se distribuye desde la vertiente francesa de los Pirineos hasta Portugal, aunque es en España donde se encuentra la mayor parte de su población. El número de ejemplares en el Sistema Central ha sufrido en los últimos años un serio retroceso: el desmán se considera en peligro de extinción dentro del Catálogo Español de Especies Amenazadas. La disminución de la calidad y cantidad del agua de los ríos, la degradación de los bosques de ribera que le sirven de refugio, y la presencia del visón americano, una especie introducida con una gran capacidad de expansión y de adaptación al entorno, son sus principales amenazas.

Con el objetivo de contribuir a su conservación se ha puesto en marcha el proyecto LIFE+ Programa de conservación y recuperación de Galemys pyrenaicus y su hábitat en Castilla y León y Extremadura (LIFE+ Desmania).

Las acciones del proyecto pretenden mejorar su estado de conservación y el de su hábitat, promover la educación ambiental y fomentar la sensibilización y participación de la sociedad.

El proyecto, cofinanciado al 50% por la Comisión Europea en el marco de la Convocatoria LIFE+, se desarrollará desde 2012 en áreas Red Natura 2000 de las provincias de León, Zamora, Salamanca, Ávila, Palencia y Cáceres. Está coordinado por la Fundación Biodiversidad y cuenta entre sus socios con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, la Junta de Castilla y León, la Junta de Extremadura, Fundación Cesefor, la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, SOMACYL y Tragsatec. Además, participan como entidades cofinanciadoras el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan y la Mancomunidad de Municipios del Sur de León. El proyecto cuenta también con el apoyo de las Confederaciones Hidrográficas del Miño-Sil, Tajo y Duero, centros de investigación y asociaciones de pescadores.