El pino-roble de Canicosa de la Sierra (Burgos) representa a España en el concurso ‘Árbol Europeo del Año 2016’

Desde que en el año 2011 se comenzó a celebrar el concurso de ‘Árbol Europeo del Año’ ningún ejemplar español ha conseguido alzarse con el galardón. Hasta ahora. Y es que el singular Pino-Roble de Canicosa de la Sierra (Burgos) ha sido elegido mediante votación popular en las redes sociales como el representante español del concurso en la fase nacional del mismo. 

El objetivo del concurso ‘Árbol Europeo del Año’ es destacar los árboles singulares y longevos como un importante patrimonio natural y cultural que se debe apreciar y proteger. En  este concurso, no es tan importante la belleza, el tamaño o la edad de los ejemplares sino la historia y la conexión con los habitantes de su entorno. Por ello su principal objetivo es identificar a los árboles que se han convertido en una parte integrante de la comunidad en su sentido más amplio. Todos los años participan en el concurso cientos de miles de personas y el número de países participantes ha aumentado de los 5 originales a los 15 actuales.

En la fase nacional del concurso, se seleccionó a finales del año 2015 al pino-roble de Canicosa de la Sierra como representante español para la edición de 2016. Este ejemplar tan singular, único en el mundo, en el que conviven un viejo roble de unos doscientos cincuenta años con un pino de unos ciento treinta años que ha crecido en su interior perfectamente integrados en el paisaje, deberá “enfrentarse” ahora a otros llamativos árboles del resto de países.

La votación que decidirá el ganador del concurso podrá realizarse hasta el 29 de febrero de 2016 de forma on-line. El enlace para realizar la votación es: http://www.treeoftheyear.org/Spain. También puede verse en YouTube un vídeo sobre este singular ejemplar.

Con esta selección, el carácter excepcional del Pino-Roble de Canicosa recibe un reconocimiento internacional y un impulso a las medidas de protección que necesita. Por eso, desde el movimiento que se está encargando de promocionar esta candidatura, solicitan la colaboración de todos los ciudadanos, para que mediante sus votos puedan ayudar a este fantástico ejemplar a alzarse con el galardón. 

El pino-roble de Canicosa de la Sierra, un símbolo para su comunidad

En una envejecida dehesa de roble cercana a Canicosa, se encuentra este insólito modelo de convivencia arbórea que fue bautizado como “pino-roble”. En una oquedad del antiguo roble, germinó y enraizó una semilla de pino albar, que ha ido desarrollándose en su interior con el paso del tiempo y acelerando la decrepitud del árbol que lo acogió, cuyo tronco va quedando rasgado. Este capricho de la naturaleza ofrece un espectáculo visual que se multiplica exponencialmente en otoño, gracias al contraste entre las verdes agujas del pino y las marrones hojas del roble a punto de caer crean. El pino-poble de Canicosa simboliza la unión entre los habitantes de la comarca y su forma de vida, ligada íntimamente al monte mediante el aprovechamiento sostenible de la madera, la leña, las setas, las bellotas, la resina... por eso se ha convertido en un símbolo para su comunidad.

(Fotos de la información, por José Cuesta).