"El sector forestal europeo debe ser parte del futuro plan de recuperación de la UE tras el COVID-19"

El sector forestal europeo debe ser parte del futuro plan de recuperación de la UE tras el COVID-19 Cesefor

La Asociación Forestal Estatal Europea (European State Forest AssociationEUSTAFOR) ha lanzado un comunicado en el que da a conocer que el colectivo ha compartido sus preocupaciones sobre la situación actual con los representantes de la Presidencia croata del Consejo de la Unión Europea, trasladando en una carta las razones por las que claramente el sector forestal debería formar parte del plan de recuperación de la UE, en el escenario posterior a COVID-19, cuya propagación está teniendo un impacto significativo en los bosques y la silvicultura en un número cada vez mayor de regiones europeas.

Según esa carta (disponible en inglés aquí), "en los últimos años, el sector forestal de la UE ha venido sufriendo los graves efectos de los agentes nocivos y los desastres naturales inducidos por el cambio climático", que han obligado a los propietarios y administradores de bosques a adaptar sus enfoques de gestión e invertir fondos importantes para mantener en funcionamiento todas las funciones forestales. Por consiguiente, la crisis de COVID-19 se ha producido en un momento en que el sector en varios países de la UE ya se encuentra en una situación difícil: "Esto podría tener graves repercusiones a corto y mediano plazo no sólo para los propietarios y administradores de bosques sino también para el sector forestal en su conjunto", señalan en la carta a la UE.

En la mayoría de los Estados miembros, apunta EUSTAFOR, el brote de COVID-19 ha dado lugar a una desaceleración de las operaciones de ordenación forestal debido a las medidas de confinamiento impuestas. Las consecuencias inmediatas para los propietarios y gestores de bosques se derivan principalmente de la continua disminución de los puntos de venta de madera y de las ventas en las cadenas de suministro interrumpidas. Los aserraderos, en particular, se ven muy afectados por la drástica caída de la construcción, el mobiliario y la producción de paneles. También han disminuido las actividades del sector del papel gráfico y la biomasa forestal. En general, las industrias orientadas a la exportación están experimentando una disminución de la demanda en toda la UE. Por su parte, señalan en la carta, "los contratistas forestales también están experimentando dificultades debido al cierre de la industria. Esos factores, además de las catástrofes forestales, están provocando el colapso de los mercados y los precios y plantean grandes riesgos para la salud y la capacidad de recuperación de los bosques. Esta situación y las medidas necesarias para hacerle frente, incluida la adaptación al cambio climático, afectarán a la viabilidad económica del sector forestal".

La solución pasa por los servicios ecosistémicos y el Green Deal

Al proporcionar múltiples servicios de los ecosistemas, así como 500.000 empleos a la sociedad, el sector forestal de la UE debe considerarse como una solución central para la recuperación ecológica y el logro de los objetivos del Pacto Verde de la UE. Por lo tanto, es de suma importancia que el plan de recuperación y el marco financiero plurianual de la UE reconozcan y apoyen adecuadamente al sector forestal.

La carta también se envió a los representantes de siete Direcciones Generales de la Comisión Europea (ENVI, AGRI, GROW, CLIMA, SANTE, ECHO, DEVCO, RTD) y a las Presidencias del Parlamento Europeo de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios, la Comisión de Presupuestos, la Comisión de Industria, Investigación y Energía, la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del PE y la Comisión de Desarrollo.