España y Francia unen esfuerzos para determinar el sumidero de carbono en suelos forestales

El proyecto LIFE FOREST CO2 se dirige hacia su ecuador, cerrando la fase de toma de datos en campo iniciada a mediados de 2016, que ha incluido trabajos sobre dos especies forestales – Pinus halepensis (Pino carrasco) y Pinus pinaster (Pino marítimo o pino ródeno) – distribuidas por 4 regiones de dos países de la Unión Europea (España y Francia). La toma de estos datos es un proceso fundamental para lograr los objetivos del proyecto LIFE FOREST CO2, ya que permitirán modelizar y definir qué escenarios de gestión forestal son los más óptimos para potenciar la función de sumidero de carbono de las masas forestales.

Tras completar la toma de muestras de suelo en los territorios de la Región de MurciaAndalucía y Castilla y León, el equipo del grupo de Evaluación y Restauración de Sistemas Agrícolas y Forestales (ERSAF) de la Universidad de Córdoba se dirigió durante el pasado mes de junio rumbo al sur de Francia para unir fuerzas con los miembros del Centro Regional de la Propiedad Forestal de Occitania (CRPF Occitanie), el cual participa como miembro del proyecto LIFE FOREST CO2 a través del CNPF, con la finalidad de desarrollar un trabajo de extracción de muestras que permitirá determinar la diferencia de carbono acumulado en suelos forestales gestionados y sin gestionar.

El área seleccionada para la toma de datos está conformada por cuatro parcelas ubicadas al norte de Montpellier, donde está presente Pinus halepensis, gestionadas bajo cuatro modalidades distintas: una parcela de bosque sin gestión que actuará como testigo, un bosque con clara débil, un bosque con clara fuerte a fines de desbrozo y una superficie calcinada por un incendio forestal reciente (agosto de 2016), ésta última de especial importancia para estimar los efectos de los incendios en el carbono en suelos, algo que tiene especial interés en el entorno mediterráneo, marcado por los incendios forestales durante la época estival.

El total de muestras recogidas están siendo procesadas en los laboratorios de la UCO, donde los datos obtenidos serán modelizados y permitirán determinar qué escenario de gestión favorece la acumulación de carbono en el sumidero forestal del suelo, el de mayor importancia en el contexto europeo, y que en España supone 574,89 millones de toneladas de carbono distribuidas entre el total de superficie forestal nacional.

El proyecto LIFE FOREST CO2, financiado por el programa LIFE en la convocatoria del año 2014 y que se extenderá hasta 2019, en una iniciativa coordinada por la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente (OSIMA) de la Región de Murcia y tiene por socios a Cesefor, a la Sociedad Coop. Agresta, al Centre National de la Propriété Forestière (CNPF), a la Universidad de Córdoba (UCO), a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas de la Xunta de Galicia y a la empresa Ingeniería del Entorno Natural (IDEN).