Expertos de la cadena de valor de la madera se reunieron en Florencia para debatir el futuro del sector en Europa

La Conferencia de la Red ROSEWOOD y el Taller de Innovación Forestal 2020, celebrados hace unos días en Florencia, han reunido recientemente a expertos de la cadena de valor de la madera para debatir el futuro del sector en Europa.

Con los incendios forestales de una intensidad sin precedentes haciendo estragos en Australia, el futuro de la silvicultura está más que nunca, en estas semanas, en el centro de todos los debates. Por ello, las respuestas europeas a los desafíos de un clima cambiante y a una creciente demanda de madera en el mercado fueron el centro del debate en la conferencia final del proyecto ROSEWOOD y en el Taller de Innovación Forestal, que tuvo lugar del 15 al 16 de enero en Florencia. El evento fue acogido conjuntamente por la Red de Regiones sobre Movilización Sostenible de la Madera del Horizon 2020 ROSEWOOD, así como por EFI, ERIAFF y otras asociaciones europeas de la comunidad forestal y de la madera. Una amplia representación de Cesefor, socio de este proyecto y coordinador del hub del sur de Europa, acudió a este encuentro para mostrar algunos de sus resultados en el marco de esta iniciativa europea.

El consejero de Agricultura de la Región Toscana y coordinador político de ERIAFF, Marco Remaschi, inauguró la conferencia destacando la importancia del intercambio europeo sobre la innovación en el sector forestal para reforzar la competitividad del sector. Su declaración fue reforzada por el presidente de ANARF y asociado de EUSTAFOR, Alberto Negro, quien señaló la necesidad de contar con marcos sólidos de intercambio, que conecten a los profesionales y a los actores del sector en el ámbito de la Unión Europea.

Otro tema que se discutió fervientemente en Florencia fue el uso de los fondos públicos para el sector forestal. A pesar de su importante contribución al secuestro de CO2, a la preservación de la biodiversidad y a la bioeconomía de la UE, el gasto público por hectárea de bosque en Europa es bajo, oscilando entre 5 y 105 euros según el análisis de ROSEWOOD. "Movilizar más recursos de los bosques también requiere la movilización de más fondos, especialmente si queremos fomentar la gestión sostenible de los bosques entre los pequeños propietarios forestales", subrayó el socio de ROSEWOOD, Álvaro Picardo, de la Junta de Castilla y León.

Además de los referidos problemas sobre financiación, la Red ROSEWOOD identificó otras necesidades y oportunidades en la movilización de la madera para las regiones de la red; a través de las más de 100 mejores prácticas e innovaciones recogidas en todos los puntos de Europa en los que opera el proyecto, que proponen soluciones ejemplares a los desafíos del sector, desde la activación de los pequeños propietarios hasta el aumento de la diversidad biológica y la capacidad de recuperación de los bosques. Además, en la conferencia se sometieron a debate las recomendaciones de las Hojas de Ruta Regionales de ROSEWOOD para una transferencia estratégica de estos casos. Se reconoció además que la transformación digital del sector, así como la lucha contra el cambio climático, eran las principales esferas que requerían una mayor cooperación entre los agentes europeos.

Por otro lado, los intervinientes de la conferencia coincidieron en mostrar el poder innovador de la silvicultura, que va desde la introducción de nuevas tecnologías como el LiDAR en los inventarios forestales, hasta la búsqueda de enfoques novedosos para la gestión de los flujos de la madera y la valorización local de este producto, mediante la producción de carbón vegetal o de nutrientes de biomasa. Al sector no le faltan ideas frescas para una mejor gestión, aprovechamiento y procesamiento de los recursos madereros. Una oportunidad para intensificar el intercambio sobre innovación será el proyecto Horizon 2020 ROSEWOOD4.0, cuya reunión de lanzamiento se celebró también en Florencia, para continuar el trabajo iniciado en ROSEWOOD con un claro enfoque en la digitalización. Este encuentro ha servido además para asentar las bases de futuras celebraciones del Taller de Innovación Forestal, cuya próxima edición tendrá lugar en 2021.