FAO y la Red Internacional de Bosques Modelo renuevan su colaboración en materia de ordenación forestal sostenible

La FAO y la Secretaría de la Red Internacional de Bosques Modelo (RIBM) han ampliado su colaboración para promover enfoques innovadores de la ordenación forestal sostenible a nivel de paisaje.

El acuerdo, firmado por primera vez en 2016, permitirá a ambas organizaciones trabajar juntas hasta 2024 para fortalecer la gobernanza de los recursos naturales y compartir las lecciones aprendidas para su integración en los marcos normativos nacionales.

La Red Internacional de Bosques Modelo (RIBM) comprende actualmente 60 bosques modelo en 35 países. Los bosques modelo, que funcionan plenamente en paisajes de bosques, granjas, zonas protegidas, ríos y ciudades, siguen principios que combinan las necesidades sociales, ambientales y económicas de las comunidades locales con la sostenibilidad a largo plazo de los grandes paisajes.

Esta renovada colaboración con la FAO incluirá actividades de restauración a través del Mecanismo de Restauración de Bosques y Paisajes de la FAO, y la identificación de los bosques modelo en los que se puedan experimentar las mejores prácticas y directrices.

"Existe un gran potencial para utilizar los bosques modelo como proyectos piloto para ampliar las soluciones innovadoras a la gestión forestal sostenible, y para difundir las valiosas lecciones aprendidas de la riqueza de experiencias disponibles en los diferentes bosques modelo de todo el mundo", apunta el oficial forestal de FAO Kenichi Shono .

"Al ampliar su colaboración, la RIBM y la FAO podrán aprovechar las nuevas oportunidades relacionadas con el Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas para la restauración del paisaje, así como de los bosques y el agua", señala al respecto del nuevo acuerdo Christa Mooney, asesora superior de Políticas del Servicio Forestal Canadiense de Recursos Naturales de Canadá (NRCan), en representación de la Secretaría de la RIBM.

Progreso de la colaboración

Desde 2016, la colaboración entre la FAO y la RIBM ha permitido incluir dos bosques modelo en el programa del Mecanismo de Restauración de Bosques y Paisajes, así como realizar actividades de capacitación sobre los bosques y el agua con los bosques modelo de Asia.

El concepto de bosque modelo fue elaborado por el Servicio Forestal del Canadá a principios del decenio de 1990 como forma de hacer participar a múltiples interesados en la ordenación sostenible de los bosques y los grandes paisajes que los rodean.

La FAO y la RIBM han estado trabajando conjuntamente desde 2000, cuando la Oficina Regional de la FAO para Asia y el Pacífico dirigió el desarrollo de cuatro bosques modelo en Asia con financiación del Japón.