Fomento y Medio Ambiente reúne a la Mesa del Castaño para analizar las actuaciones ante la presencia de la avispilla

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente acogió ayer, 10 de mayo, una reunión con la Mesa del Castaño para analizar las actuaciones a seguir tras la detección de un foco de avispilla en la comarca de El Bierzo. Primeramente se realizarán prospecciones técnicas para analizar el alcance de la infestación y una de las actuaciones que se llevarán a cabo será la reanudación del tratamiento biológico con cepas hipovirulentas para el control del chancro del castaño, entre otras. El director general del Medio Natural, José Ángel Arranz, y técnicos de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se reunieron con representantes de la Mesa del Castaño para abordar el tema de la sanidad de los castaños en la zona de El Bierzo. 

En primer lugar se abordó la reciente aparición de avispilla del Castaño en el término municipal leonés de Vega de Valcarce, limítrofe con la comunidad gallega donde ya está extendido este insecto, y se determinó conjuntamente seguir realizando prospecciones para ver el avance y alcance de la infestación a través de controles realizados por los agentes medioambientales, con la participación de los productores que controlan sus parcelas. Asimismo, el director recordó la necesidad de trasladar a los castañicultores el deber de controlar sus plantaciones, especialmente las recientes, y en caso de detectar la enfermedad es necesario que lo comuniquen inmediatamente a los agentes medioambientales y realicen los tratamientos selvícolas precisos para cortar y eliminar las partes afectadas.

A su vez, se continuará abordando conjuntamente entre Comunidades Autónomas afectadas con el MAPAMA la posibilidad de utilizar herramientas de control biológico (Torymus sinensis) para el manejo de la plaga en las zonas donde sea adecuado. Se prevé la redacción de un plan de actuación contra el organismo.

La Consejería tiene previsto continuar trabajando con el programa de cultivo de variedades del castaño, para facilitar su adquisición por particulares y empresas interesadas en nuevas plantaciones, intentando evitar así la introducción de plantas contaminadas por plagas y enfermedades procedentes de otras comunidades.

En dicha reunión también se acordó la reanudación del tratamiento biológico con cepas hipovirulentas para el control del chancro del castaño, mediante trabajos conjuntos entre la Mesa del Castaño y las asociaciones bercianas con el Centro de Sanidad Forestal de Calabazanos, dependiente del Servicio de Defensa del Medio Natural de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Asimismo, se planteó la modificación de la normativa vigente de la Orden del Castaño, para adecuarla a la situación actual de esta enfermedad y sus tratamientos. 

Finalmente, se analizará poder incluir, dentro de la medida de ‘forestaciones con producciones de alto valor’ cofinanciada con fondos FEADER, nuevas plantaciones de castaños con destino a la producción de fruto, siempre y cuando se demuestre la mejora del material forestal de reproducción a utilizar en dichas plantaciones.