Hoy se celebra el Día de Internacional de las Montañas

Hoy 11 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Montañas. Fue en el año 2002 cuando la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas declaró este día que quiere poner de relieve la importancia que tienen las montañas para la vida, además de señalar las oportunidades y los retos que afrontan las zonas montañosas.
 
Las montañas son un paisaje rico en biodiversidad y capital natural, y albergan numerosas especies de fauna y flora. Dentro de la Red Natura 2000, la red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad, el 50% está en área de montaña. En cuanto a España, el 40% del territorio español es montañoso.
 
La Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente colabora en el desarrollo de diversos proyectos e iniciativas que protegen la biodiversidad y los ecosistemas de las zonas montañosas. Así, por ejemplo, la Red de Seguimiento del Cambio Global en Parques Nacionales es una iniciativa para la toma y procesamiento de datos in situ, que permita el desarrollo de un sistema de evaluación y seguimiento de los impactos que se pueden generar en los Parques Nacionales españoles como consecuencia del cambio global. La Red se puso en marcha gracias a un convenio entre varios organismos, entre los que está la Fundación Biodiversidad, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN), la Oficina Española de Cambio Climático (OECC) y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), con la colaboración de Ferrovial-Agromán. Cuatro de los parques de la Red de Parques Nacionales —el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parque Nacional de Aigüestortes, el Parque Nacional Sierra Nevada y el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama— son parques en zonas de alta montaña.
 
En el marco de su convocatoria de ayudas, la Fundación Biodiversidad apoya diversas iniciativas que se desarrollan en áreas de montaña. Así, en 2013 la Universidad de Córdoba puso en marcha un proyecto para el estudio del efecto del cambio global sobre la nieve y la hidrología de alta montaña en el Parque Nacional de Sierra Nevada. Dentro de la convocatoria de ayudas de 2014 se desarrollaron dos proyectos: uno de la Asociación Naturaleza Rural, con el objetivo de reintroducir el buitre negro en los Pirineos, y otro de la Fundació Bosch i Gimpera, para la puesta en marcha de un centro de monitoreo de la biodiversidad de montañas mediterráneas, con el objetivo de hallar  indicadores de cambio ambiental y fijar protocolos de seguimiento.
 
Durante este año han iniciado su andadura varias iniciativas apoyadas también por la Fundación Biodiversidad, como el proyecto Centinela de la Universidad de Cantabria, que busca evaluar los efectos del cambio global en los ecosistemas fluviales de montaña. También una universidad, en este caso la de Córdoba, ha iniciado un proyecto que se desarrolla en el Parque Nacional de Sierra Nevada, con el que se pretende averiguar los índices de torrencialidad y aridez relacionados con la nieve en el parque y sus zonas limítrofes, en un contexto de cambio global. Por su parte, la Universidad de Granada ha diseñado e implementado una plataforma experimental de visualización avanzada de la información contenida en el Observatorio de Seguimiento de Cambio Global de Sierra Nevada.
 
En cuanto al emprendimiento verde, los Premios Red emprendeverde 2012, galardones que concede la Red emprendeverde de la Fundación Biodiversidad, reconocieron hace tres años la labor de la iniciativa emprendedora Agua de Niebla, empresa que obtiene agua pura de las nubes en Canarias de forma sostenible e innovadora gracias a huertos hídricos, algunos de los cuales están situados en zonas de montaña.