La Diputación de Zamora pone en marcha la I Mesa del Castaño para profesionalizar el sector en la provincia

La I Mesa del Castaño de Zamora ha quedado constituida recientemente con la representación tanto de la administración provincial y autonómica como del sector de la castañicultura de la provincia. El objetivo es la profesionalización de los productores en aspectos como técnicas de cultivo, control de plagas y enfermedades, difusión, investigación, formación y comercialización.

La Diputación Provincial de Zamora, en colaboración con la Junta de Castilla y León, apuesta así por este cultivo que tiene un gran alcance en las comarcas transfronterizas de Aliste y Sanabria, donde se dan unas características idóneas para este producto de calidad y constituye una fuente de ingresos importante.

El presidente de la Diputación, Francisco Requejo, se refirió en el acto de constitución de la mesa a la relevancia económica, social y cultural del castaño en el entorno transfronterizo de Zamora y Portugal, ahora atravesando una situación difícil, en un año marcado por la pandemia del coronavirus, al que se ha sumado además la supresión de los magostos populares en la provincia, en toda España y también en el país vecino, lo que está suponiendo un mazazo para este sector.

También citó las distintas amenazas, como la incidencia de la avispilla del castaño y de las enfermedades del chancro y la tinta que, según los expertos, está haciendo peligrar la especie y el efecto de los incendios forestales, todo lo cual ha que ha concluido en una progresiva reducción de las poblaciones de Castanea sativa.

Desarrollo endógeno y fijación de población

Según informó Requejo, se espera que un mayor desarrollo de las fases de transformación y comercialización, así como la formación de los castañicultores en técnicas de gestión de esta especie, junto a una mayor mecanización, contribuirán al desarrollo endógeno de la zona y a la creación de un tejido empresarial, que sirva también para fijar población.

La mesa ha quedado constituida ya, integrada por representantes institucionales y técnicos de la Diputación de Zamora y de la Junta de Castilla y León, a los que se suma un representante de los castañicultores profesionales, otro de las empresas de transformación y comercialización, un representante de los viveristas de planta de castaño, y otro de los ayuntamientos propietarios de sotos de castaño, en este caso el alcalde de Trabazos.
Además la mesa contará también, como vocal, con la presidenta de ASFOZA (Asociación Forestal de Zamora), con un representante de las asociaciones de castañicultores y un técnico de la oficina del castaño de Alcañices.
Esta oficina, junto a la Lubián han sido creadas recientemente y en sus dos meses de actividad han

La mesa contará con dos grupos de trabajo, uno dedicado a la sanidad del castaño y otro a la gestión y comercialización. Y todos los integrantes de la misma deberán informar a los agentes implicados sobre el desarrollo de las actuaciones que se lleven a cabo en el ámbito de la castañicultura en la provincia. Además se encargarán de presentar propuestas para el desarrollo de acciones en este ámbito, y analizarán las condiciones de aplicación de las propuestas regionales de castañicultura en Zamora.