La gestión forestal se consolida como una herramienta en la lucha contra el cambio climático

El pasado 28 de junio el proyecto europeo LIFE FOREST CO2 ha puesto el broche final a su andadura con un Simposio Final que recogió los principales hitos logrados en 5 años y medio, entre los que se encuentra el desarrollo de una metodología para cuantificar el CO2 capturado como consecuencia de la gestión forestal realizada, el desarrollo de más de 180 proyectos de selvicultura y la adhesión de 120 empresas interesadas en reducir y compensar su huella de carbono.

Durante este Simposio Final titulado “Perspectivas futuras de la gestión forestal en el marco de la mitigación del cambio climático” se expusieron los principales resultados e hitos alcanzados con el citado proyecto, así como las perspectivas de futuro en la fase Post LIFE en lo que se refiere a resultados logrados y desarrollo de metodologías.

Estos prometedores resultados incluyen el desarrollo de una metodología para la cuantificación del CO2 secuestrado como respuesta a realizar trabajos de selvicultura en masas forestales de pinar (carrasco y pinaster/marítimo), que, según exponía el coordinador del proyecto en la Región de Murcia, Miguel Chamón, han tenido como respuesta el desarrollo de más de 180 proyectos de Gestión Forestal, que han logrado planificar y ejecutar la gestión forestal en más de 5.000 hectáreas, obteniendo como resultado un secuestro de CO2 a largo plazo que alcanza más de 120.000 toneladas.

Adicionalmente, los resultados no alcanzan únicamente al sector forestal, ya que se ha logrado integrar a 120 empresas y organismos públicos que pertenecen al sector no regulado por el Protocolo de Kioto, tanto de España como de Francia, en sistemas de cálculo y reducción de la Huella de Carbono o emisiones de gases de efecto invernadero. De esta huella de carbono, se han neutralizado o compensado casi 20.000 toneladas de CO2, entre las que destacan 167 toneladas de CO2 cuya absorción se ha producido en proyectos de Gestión Forestal.

Este proyecto demostrativo ha logrado penetrar positivamente en el sector forestal, ya que tal como se ha podido observar a lo largo del simposio, ha permitido lanzar un mercado voluntario para el carbono forestal, que hasta la fecha no existía para proyectos de gestión forestal. Hay que destacar que se dispone hasta de una app que facilita la generación de créditos entre la oferta, conformada por propietarios forestales, y la demanda, conformada por las empresas. Todo un triunfo que los socios del proyecto consideran de especial necesidad extender a otras especies forestales, áreas territoriales y servicios ecosistémicos del bosque.

Sin duda, se trata de un caso de éxito que ha logrado satisfactoriamente visibilizar al sector forestal como un aliado fundamental en la lucha contra el cambio climático y la consecución de los objetivos europeos para alcanzar la neutralidad en carbono en 2050.

Fuente: http://lifeforestco2.eu/