La Junta, la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad de Salamanca reintroducen una planta extinguida en el Pinar de Hoyocasero

Senecio coincyi

La Junta de Castilla y León con la colaboración de equipos de investigación de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y de la Universidad de Salamanca (en este caso del CIALE, Instituto Hispanaluso de Investigaciones Agrarias) ha desarrollado durante los dos últimos años un proyecto de conservación de una planta catalogada como en peligro de extinción en Castilla y León, la especie Senecio coincyi. El proyecto ha contado con la participación de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León y con la cofinanciación de La Caixa.

Senecio coincyi es una herbácea de la familia de las compuestas descrita por Georges Rouy en 1890 con ejemplares colectados en el pinar de Hoyocasero. Se trata de una especie amenazada, clasificada como “en peligro de extinción” en el Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León desde 2007. Por ello, una de las actuaciones del proyecto ha sido la reintroducción de la especie en dos parcelas experimentales en esta localidad. La plantación de unos 200 ejemplares ha tenido un notable éxito y la población se reforzará durante este año y los próximos hasta la consecución de su implantación definitiva.

Igualmente, se contempla la protección, el reforzamiento y la creación de nuevas poblaciones en los hábitats adecuados de la Reserva Natural del Valle de Iruelas, del Parque Regional de la Sierra de Gredos y de la Sierra de Piedrahita.

El proyecto ha contemplado la recolección de semillas, su siembra en vivero y la plantación en las parcelas seleccionadas. De la misma manera, se está desarrollando un seguimiento de las poblaciones para detectar la incidencia de los animales herbívoros y de otros factores en su conservación.

Debido a su relativamente pequeña área de distribución, esta especie ha despertado el interés de botánicos y conservacionistas desde hace décadas. Hoy sabemos que es una especie que vive exclusivamente en la provincia de Ávila, concretamente en las sierras de la Villafranca y Gredos. Por tanto, podemos decir que es endémica de la provincia o, lo que es lo mismo, que las poblaciones abulenses son las únicas conocidas en todo el mundo.

En cuanto a las características de su hábitat, Senecio coincyi vive en medios con una elevada y permanente humedad edáfica como turberas, prados húmedos higroturbosos y bordes de arroyos, hábitats que son de gran interés y objeto de protección de la Directiva Hábitat. Todo ello la convierte en especie bandera y paraguas desde el punto de vista de la conservación de estos ecosistemas. Al adoptar medidas adecuadas para su conservación y recuperación, se consigue también la conservación de sus hábitats que son muy escasos y sensibles en la zona mediterránea y en el ámbito europeo por lo que han sido objeto de atención y clasificados como prioritarios de cara a su conservación.