La producción de miera se mantiene en torno al millón de kilogramos en Soria

resina, cesefor, proyecto sustforest plus, miera, empleo, soria, pinus pinaster

El sector resinero en la provincia soriana continúa en su senda de consolidación tras la recuperación de la actividad en 2011. En 2018 se ha producido una ligera corrección a la baja en el número de pies resinados respecto al año anterior, pero se han mantenido las cifras totales de producción. Se consolida sobre el centenar el número de resineros, según datos de la Delegación Territorial de la Junta de Castillla y León en Soria, que se hace eco en una nota de prensa de los trabajos que Cesefor desarrolla en materia de investigación en el sector resinero, referenciando el proyecto SustForest Plus.

Es importante reseñar que este aprovechamiento ocupa a trabajadores locales que se sienten responsabilizados del cuidado de las masas forestales, lo que reduce los riesgos de incendio y contribuye a fijar población en nuestros pueblos. La cifra de resineros en la provincia se viene manteniendo en torno a la cifra del centenar, con la ventaja de que normalmente residen en zonas rurales debido a las características del trabajo a realizar.

De nuevo por encima de las 1.000 toneladas de miera en 2018

A pesar de la ligera corrección en el número de pies totales resinados (reducción de un 8 %, de 508.000 en 2017 a 466.000 en 2018), la producción se ha mantenido estable, en torno al millón de kilogramos, lo que puede explicarse por unas mejores condiciones meteorológicas y por la mayor experiencia de los resineros que permanecen en el sector. En todo caso, las cifras medias de producción tampoco reflejan el potencial del sector, dado que son el resultado de agregar los balances de cosecha de resineros a tiempo completo con los de otros que sólo se dedican a tiempo parcial a la actividad. Los resineros más experimentados han sobrepasado los 2,5 kilogramos/pino y algunos de ellos los tres, e incluso los 3,5 kilogramos/pino.

En cuanto a distribución geográfica, en la campaña 2018, como en todas las anteriores, se ha mantenido la concentración de la actividad en los Montes de Utilidad Pública (MUP). A ellos, únicamente se ha agregado una mata en un monte particular de Espeja de San Marcelino. El resto se localiza en  21 MUP repartidos en 14 términos municipales: Almazán, Bayubas de Abajo, Bayubas de Arriba, Berlanga de Duero,  Espeja de San Marcelino, Espejón, Matamala de Almazán, Quintana Redonda, Santa María de las Hoyas, Tajueco, Tardeluende, Valdenebro, Valderrodilla y la Entidad Local Menor de Cascajosa.

Los ingresos para los propietarios por la adjudicación de las matas han ascendido a 96.221 euros. Los ingresos brutos para los resineros se sitúan en torno al millón de euros.

Más allá de estas cantidades, es importante destacar que se trata de un empleo muy arraigado al medio rural, y que además de los beneficios económicos, supone también importantes efectos favorables sobre la conservación de nuestros montes, gracias a las labores de limpieza de sotobosque, tan importantes para evitar incendios forestales.

Cabe recordar que la especie principal de resinación es el Pinus pinaster, llamado también pino negral o resinero, que ocupa en Soria una superficie de 74.672 hectáreas, según datos del Tercer Inventario Forestal Nacional, lo que supone el 18 % de la superficie forestal arbolada de la provincia (418.649 hectáreas). Desde el año 1993, con el Programa de Forestación de Tierras Agrarias, se han repoblado 2.477 hectáreas de esta especie en la provincia de Soria.

La obtención de mieras es un privilegio de algunas zonas concretas del planeta que por su clima y las especies que las pueblan hacen posible una producción natural, anual y renovable, compatible con la explotación maderera de las mismas masas forestales. El aprovechamiento de resinas de pino o mieras en la provincia de Soria, como producto natural, ecológico y renovable, ha aumentado considerablemente desde que se reiniciase esta actividad en el año 2011 con 66 toneladas, a las 1.010 aproximadamente de las últimas dos campañas.

Sostenibilidad económica y ambiental

En este proceso de consolidación del sector ha influido el apoyo económico que ofrecen a los municipios tanto la Diputación Provincial de Soria como los Fondos de Mejora de los Montes de Utilidad Pública de la provincia, gestionados por la Junta de Castilla y León, para la contratación de trabajadores durante los cuatro meses en los que no hay tareas en las labores de resinación, entre noviembre y febrero, con lo que estos pueden complementar su actividad de resineros con otro tipo de trabajo en los montes, consiguiendo cierta sostenibilidad económica al mantenerse ocupados durante todo el año.

Durante este periodo desempeñan fundamentalmente diversas tareas de silvicultura y limpieza, beneficiosas para disminuir el riesgo de incendios forestales en los montes y para mantener el elevado índice de biodiversidad presente en la provincia, cerrando el ciclo de sostenibilidad ambiental del sector.

Proyecto SustForest Plus

En el año 2017 se aprobó el proyecto SustForest Plus que, de forma coordinada y promovido por la Dirección General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León, había sido presentado por la Fundación Cesefor. El proyecto tiene una duración de tres años y cuenta con un presupuesto de 1.479.955,60 euros.

SustForest Plus se presentó con el triple objetivo de movilizar y potenciar el uso de la resina de los bosques del sur de Europa por la industria local; reforzar la calidad laboral de los trabajadores resineros locales mediante prácticas innovadoras; y revalorizar comercial y tecnológicamente las resinas naturales del sur de Europa y sus productos derivados, en el marco de la nueva bioeconomía.

En SustForest Plus, además de Cesefor como coordinador del proyecto, participan como socios beneficiarios el Instituto Nacional de Investigación Agraria y Alimentaria Español (INIA) y su homólogo portugués (INIAV), la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de Madrid o la delegación Atlántica del European Forest Institute, con sede en Burdeos. Otros socios beneficiarios son el Centro Nacional de la Propiedad Forestal francés, dos entidades locales portuguesas gestoras de montes resineros, los municipios de Provença-a-Nova y Penela. La Mesa de la Resina de Castilla y León se encuentra ampliamente representada en el grupo español de socios asociados al proyecto, que está compuesto por 20 entidades de tres países, Francia, Portugal y España, entre las que se encuentra la propia Dirección General del Medio Natural de la Junta de Castilla y León.