Los productos forestales silvestres, impulso para el crecimiento verde en Europa

El Instituto Forestal Europeo (EFI) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) acaba de publicar el libro blanco Non-wood forest products for people, nature and the green economy ('Los productos forestales no madereros para las personas, la naturaleza y la economía verde'), en el que se describe hasta qué punto estos productos forestales están integrados en la vida cotidiana y las acciones necesarias para aprovechar su potencial de forma más amplia.

Los productos forestales silvestres como el corcho, las resinas naturales, las setas, las plantas medicinales, los frutos secos forestales y las bayas tienen un enorme potencial para contribuir al crecimiento ecológico en Europa y a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, según este documento.

Para la elaboración de este informe se ha contado, entre otros, con los resultados emanados del ya finalizado proyecto INCREDIBLE (del que Cesefor ha sido miembro) y con las conclusiones y las lecciones aprendidas de este Horizon2020 que ha reunido a 13 socios de toda la cuenca mediterránea durante cuatro años en torno a cinco redes de innovación productos forestales no maderables de este ámbito geográfico.

"Los productos forestales silvestres son una enorme fuente de soluciones basadas en la naturaleza para la alimentación, la medicina, la cosmética y los fines industriales", asegura el oficial superior de Montes de la FAO, Sven Walter. "Pueden contribuir de forma significativa a las prioridades políticas de Europa dentro del Pacto Verde Europeo y ayudar a los países a transitar hacia una bioeconomía sostenible y circular."

Según el libro blanco, el valor económico actual y potencial futuro de los productos forestales silvestres pasa en gran medida desapercibido en las estadísticas oficiales y en los análisis de prospectiva.

Sin embargo, el valor de mercado de los productos forestales no madereros en Europa -aunque en gran medida para el autoconsumo- se ha estimado en 23.000 millones de euros al año, cifra similar al valor total de la madera en rollo comercializada, explica el documento. Alrededor del 90% de los hogares europeos consume regularmente productos forestales silvestres, mientras que el 26% recoge algún tipo al menos una vez al año para su autoconsumo o venta.

Europa es también un actor central en el comercio internacional de productos forestales silvestres, ya que importa 4.200 millones de euros, es decir, el 50% de las importaciones mundiales, y exporta 3.400 millones de euros, el 40% de las exportaciones mundiales.

Riesgos y amenazas

Aunque los productos forestales no madereros contribuyen de forma importante a la salud, los estilos de vida y los medios de subsistencia en la región, se enfrentan a algunos riesgos, según el informe.

Entre ellos se encuentran las amenazas derivadas de los cambios climáticos y de uso de la tierra, la recolección incontrolada, la gestión inadecuada y el comercio ilegal, junto con la fuerte competencia en el mercado con alternativas basadas en los fósiles o no renovables.

"Las amenazas a los productos forestales silvestres, como las setas y el pino marítimo, podrían mitigarse mejorando nuestro conocimiento sistemático sobre estos productos, desde las técnicas de recolección y cultivo hasta la producción, el comercio, la distribución y el consumo, así como introduciendo reglamentos adecuados, etiquetado y normas de calidad", apunta uno de los autores principales y director de la Oficina Mediterránea de EFI, Inazio Martínez de Arano. "Esto ayudaría a desbloquear el potencial de los productos forestales silvestres para contribuir al Green Deal europeo, especialmente en relación con el desarrollo rural, la conservación de la naturaleza y el bienestar humano".

Se necesita un impulso político

El libro blanco identifica áreas clave de actuación, que incluyen asegurar la conservación y el suministro sostenible de los productos forestales silvestres, construir cadenas de valor competitivas y sostenibles, promover un enfoque coherente para la conservación de la naturaleza y el paisaje, mejorar el apoyo financiero y aumentar la atención a estos productos forestales en la formación profesional.

"Los productos comestibles, medicinales y otros productos forestales utilizados con fines comerciales tendrán un potencial mucho mayor en el futuro cuando una vía de desarrollo más sostenible, justa y basada en la naturaleza gane impulso político, apoyo social e impulso del mercado", señala por su parte la especialista en productos forestales no madereros de la FAO, Giulia Muir.

Enlaces a las publicaciones

Non-wood forest products for people, nature and the green economy. Recommendations for policy priorities in Europe (en inglés)

Productos forestales no madereros para la conservación de la naturaleza, la economía verde y el bienestar humano. Recomendaciones para la acción política en Europa (en español).

Referencia:

Martínez de Arano I, Maltoni S, Picardo A, Mutke, S et al. 2021. Non-wood forest products for people, nature and the green economy. Recommendations for policy priorities in Europe. A white paper based on lessons learned from around the Mediterranean. Knowledge to Action 5, European Forest Institute. DOI: https://doi.org/10.36333/k2a05