Los selvicultores, en el punto de mira como dinamizadores en la innovación forestal

El presidente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), Francisco Carreño Sandoval, participó el pasado jueves 21 de mayo en una jornada sobre I+D+i en el medio rural, en la que fueron expuestas las oportunidades para los grupos de investigación del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) en el seno de la Asociación Europea de Innovación de Agricultura Productiva y Sostenible.

Francisco Carreño defendió la incorporación del ámbito forestal a la gestión eficiente del territorio. “Hemos de ser eficientes en la gestión de los recursos para I+D+i en el medio rural, que van a ser limitados -señaló en su presentación-. De ahí la necesidad de colaborar y conectar entre todos, y la importancia de dar soluciones”.

COSE se ofreció ante los investigadores, empresas y agentes de innovación presentes en la jornada a “ser interlocutor en este diálogo permanente”.

En el seno de su organización, la Confederación intenta “incorporar a todos los socios a la gestión forestal”, bajo un esquema de “avanzar gestionando”, con el fin de que “vayan viendo un retorno”, a pesar de que los turnos en esta actividad son largos, y es complicado generar economía y empleo en medios tan frágiles.

“España es diversa -concluyó el ponente-. Cada territorio tiene un problema o una inquietud. Gestionar adecuadamente es complejo. Se precisa información, divulgación y formación constantes”.

Servicios generados por la gestión forestal

Para COSE, la gestión del bosque puede generar riqueza y empleo en el medio rural. Es un sumidero de CO2. Regula el ciclo hídrico y mantiene la biodiversidad. Evita la desertificación y la erosión del suelo. Y permite disfrutar de la naturaleza y del paisaje a la ciudadanía. “Sin embargo, estos servicios no están internalizados por el selvicultor -afirma Francisco Carreño-. Hoy por hoy sus prioridades son prevenir riesgos de plagas y enfermedades, movilizar más y mejor los productos forestales y aumentar y fortalecer los destinos de valor de los productos forestales”.

Para COSE el principal problema en este sector es la falta de gestión: “No se puede realizar labores preventivas contra incendios forestales o frente a la propagación de enfermedades y plagas y tampoco se trabaja en mejorar la calidad de los montes, con lo cual no se genera riqueza ni empleo en el medio rural”.

La innovación, una prioridad en Europa

El objetivo de la AEI de Agricultura Productiva y Sostenible es acelerar la transferencia del conocimiento en el sector agrario y alimentario, para poder abordar los retos globales que se plantean al sector, como la mejora de la competitividad, el incremento de la productividad y la adaptación al cambio climático.

El principal objetivo de los European Innovation Partnerships (EIP) y del Horizon 2020 es el empoderamiento de los productores primarios a través de nuevos modelos de negocio competitivos y sostenibles, para que tengan incidencia en el territorio con acciones cercanas al mercado.

Este gran reto de Investigación, Desarrollo e Innovación se va a acometer mediante proyectos con enfoque bottom-up, ejecutados por los llamados Grupos Operativos (GO), donde el territorio rural es el gran protagonista en estrecha relación con industrias, empresas, investigadores y centros tecnológicos, con el objetivo de disminuir la brecha del conocimiento mediante la integración y cooperación de los actores principales en la implementación de las acciones innovadoras.

La propuesta de COSE

Los actores principales en la implementación de la EIP serán los Grupos Operativos (GO).

Francisco Carreño propuso como conclusión a su ponencia en el INIA la creación de Grupos Operativos para la movilización de madera, para la gestión de recursos forestales no maderables, como la resina, la agrupación de la propiedad forestal, la adaptación de los bosques al cambio climático, la prevención y lucha contra incendios forestales, la sanidad forestal y la comercialización de productos forestales.

El presidente de COSE terminó recordando que “para consumar estas iniciativas el movimiento asociativo es útil, fiel y efizar para progresar, ya que genera confianza. Entre todos hemos de transmitir y convencer a todos los propietarios forestales de la necesidad de innovar, de cara a mantener y potenciar la actividad económica y la vitalidad de los territorios rurales. Es fundamental”.