Nueve países mediterráneos restaurarán 8 millones de hectáreas de paisaje forestal degradado para 2030

El éxito de la 5ª Semana Forestal Mediterránea, celebrada en Agadir (Marruecos) del 20 al 24 de marzo, culminó con el compromiso de nueve países (Argelia, Francia, Irán, Líbano, Marruecos, Portugal, España, Túnez y Turquía) para apoyar la restauración forestal y del paisaje (FLR por sus siglas en inglés), poner freno a la degradación de la tierra (LDN por sus siglas en inglés) y aumentar los esfuerzos en materia de conservación de la biodiversidad en la región mediterránea. La nueva dinámica será fundamental para la consecución de los objetivos regionales de restauración forestal y paisajística que son fundamentales para llevar a cabo una agenda más amplia de desarrollo sostenible.

En apoyo de la realización del Desafío de Bonn y del Objetivo de Desarrollo Sostenible 15 (SDG15), esta nueva dinámica regional alentará a las autoridades políticas y administrativas a nivel nacional, así como a las partes interesadas en la gestión de los ecosistemas forestales mediterráneos y otras tierras boscosas, y fortalecer así sus respectivas iniciativas de conservación y restauración de bosques y paisajes.

Esta dinámica, en el contexto del Plan Estratégico de las Naciones Unidas para los Bosques 2017-2030 del Foro de las Naciones Unidas para los Bosques (UNFF) y en consonancia con los objetivos en materia de retauración forestal y paisajística de las Convenciones de Río y de la Agenda de 2030 para el Desarrollo Sostenible Desarrollo, reunirá los esfuerzos de los principales actores de la región mediterránea.

Dirigida por el Comité Forestal del Mediterráneo, Silva Mediterranea, la nueva dinámica tendrá como objetivo alcanzar los siguientes objetivos para 2030:

  • Evaluar los esfuerzos nacionales en curso en materia de FLR para determinar un objetivo regional voluntario que se alcanzará para 2030
  • Reforzar la cooperación regional en la restauración de bosques y paisajes y frenar la degradación de la tierra.
  • Cooperar, entre los asociados interesados, ​​para desarrollar una estrategia consensuada y diversificada para la financiación de los esfuerzos de la FLR y reforzar las capacidades nacionales.
  • Evaluar los esfuerzos respectivos mediante el establecimiento de un sistema voluntario de seguimiento y notificación de los esfuerzos de FLR y LDN en el contexto mediterráneo.

Cabe recordar que España presidirá los próximos dos años el Comité de Silva Mediterránea.