Paco Carreño, presidente de COSE: “Los propietarios privados generan bienes y servicios públicos”

La Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España, COSE, ha participado activamente en el II Congreso Forestal de la Comunidad Valenciana, celebrado los pasados días 25 y 26 de febrero en la localidad castellonense de Segorbe, y focalizado en la gestión, conservación y puesta en valor de los servicios ambientales del monte mediterráneo.

En ese marco fue realizada la siguiente entrevista al presidente de COSE, Paco Carreño, en la que aborda algunas de las cuestiones que más inquietan a los propietarios privados, como es el caso del pago por servicios ambientales, a la que prentenden contribuir mediante la iniciativa Landscare la propia COSE y la Universidad Rey Juan Carlos.

¿Está la sociedad mentalizada para pagar los servicios ambientales?

No hay duda que el territorio se conserva como está, gracias a las personas que permanecen en él. Obtener recursos económicos es esencial para mantener ese territorio.

COSE trabaja, día a día, por estimular la incorporación a las asociaciones forestales territoriales que la integran nuevos propietarios privados, y también para animarles a gestionar su monte. “Quien puede gestionar un monte es quien conoce ese territorio; sabe mejor que nadie lo que tiene entre manos”, asegura Paco Carreño.

¿Cómo se podrían estructurar esos pagos?

“Los propietarios forestales generan beneficios, que no ingresos necesariamente –afirma el Presidente de COSE-. Lo más importante para nosotros es lograr transmitir a la sociedad el valor de lo que hacemos. La sociedad debe saber que los propietarios privados generamos bienes y servicios públicos, a veces intangibles, por lo que somos merecedores de ayudas públicas. Por ejemplo, la defensa frente a la erosión: si logramos mantener la foresta, conseguimos una barrera frente al desierto”.

En opinión de Paco Carreño, la solución a la financiación de la gestión del monte privado se encuentra en la suma de muchas cosas. Perdida la ocasión de haber disfrutado de una Ley de Desarrollo Rural Sostenible, COSE aspira a lograr un “contrato social”, basado en la “confianza” de los ciudadanos.

Vistos erróneamente como “terratenientes”, los propietarios privados de nuestros montes son en su inmensa mayoría minifundistas. Día a día, nos regalan un formidable beneficio a todos. “Es necesario que la sociedad evalúe lo que hemos hecho, lo que hacemos”.

Para COSE, no existen soluciones express. “El mundo forestal no funciona a corto plazo, ni se puede ajustar a los ciclos políticos”. Por ello, los propietarios forestales privados ven la solución en los incentivos fiscales a su actividad de gestión del monte. También en la formación y la información, para lo cual es esencial el movimiento asociativo. “Algo hemos conseguido, tras la revisión de la Ley de Montes –concluye Paco Carreño-, pero hemos de avanzar en este sentido, porque la desgravación es el mejor estímulo para fomentar la gestión en el entorno forestal”.

Los ponentes del II Congreso Forestal de la Comunidad Valenciana se manifestaron de forma unánime a favor del pago por los servicios ambientales que prestan los propietarios privados, “para poder seguir gestionando los montes”.

Lamentablemente, la educación y la comunicación vigentes no han evitado que la brecha que separa el entorno rural del urbano sea cada vez más grande. “Sin recursos, muchas personas se ven obligadas a marchar a las ciudades –afirma Manuel García, Presidente de la Asociación de Propietarios Agroforestales de la Comunidad Valenciana-. Podemos hacer mucho, con poco dinero. Pero si no actuamos ya, pronto no quedará nada que conservar”.

Landscare: Reconocimiento a la gestión del propietario

Landscare es una iniciativa de COSE y la Universidad Rey Juan Carlos de Pagos por Servicios Ambientales. Es una plataforma on line donde se pone cara y ojos a los propietarios forestales y éstos pueden exponer a los visitantes la gestión que llevan a cabo en sus fincas, así como los productos y servicios que ofrecen al bien común (paisaje, fauna, flora, suelo, agua...), para que éstos conozcan todo el esfuerzo y trabajo que hay detrás de todo eso.

Además, Landscare aspira a constituirse como una red social que genere reconocimiento a esa labor del propietario forestal y, por qué no, una aportación económica voluntaria, en realidad simbólica, que sirva de estímulo al gestor de ese monte para continuar trabajando.

“Queremos que la sociedad comprenda los procesos de producción ecológicos y el valor añadido que aporta hacer las cosas respetando y preservando el medio ambiente -afirma el profesor Pablo Martínez de Anguita quien, desde la Universidad Rey Juan Carlos colabora con COSE en el desarrollo del proyecto Landscare-. Si un visitante considera que un paraje es merecedor de un pago por servicios ambientales, fácilmente puede hacer una aportación económica a su propietario y gestor, vía PayPal. Además de ese micro pago, puede dejarle un mensaje de ánimo y apoyo a su labor”.

COSE trabaja en la creación de una red de establecimientos asociados a las propiedades forestales, con la cual todos ganan: visitante, propietario y hostelero. “Vinculados con otros sectores podemos construir una gran red social de puesta en valor de los servicios ecosistémicos, dando visibilidad a los custodios o garantes de nuestro patrimonio natural y abriendo una vía de reconocimiento y recompensa a su impagable trabajo -concluye Patricia Gómez Agrela, gerente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España-. Necesitamos esa alianza con la sociedad”.