Presentado otro proyecto europeo LIFE para la recuperación del desmán ibérico, ahora en el Sistema Central

La Junta de Castilla y León ha presentado, a través de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, a la convocatoria de proyectos LIFE de la Unión Europea la propuesta completa del proyecto 'LIFE Desmania Central'. Restauración de poblaciones relictas y recuperación del rango de distribución del desmán ibérico Galemys pyrenaicus en el Sistema Central’.

El proyecto cuenta con la participación de 11 socios y un presupuesto total de 5.312.779 euros, de los que se solicita la cofinanciación de un 60 % al instrumento financiero LIFE de la Unión Europea. Su duración estimada es de cuatro años (2020-2024). El desmán ibérico se encuentra catalogado como "en peligro de extinción". Los socios del proyecto son la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León, que actúa como socio coordinador, la Junta de Castilla y León, la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, la Comunidad de Madrid, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el Instituto da Conservação da Natureza e das Florestas (Portugal), la Confederación Hidrográfica del Duero, la Confederación Hidrográfica del Tajo, BIOSFERA Consultoría Medioambiental S.L, el Instituto de Biología Evolutiva (CSIC-UPF) y la Fundación Cesefor.

En octubre de 2019 la Comisión Europea valoró muy positivamente la propuesta inicial del proyecto presentada en junio, cursando una invitación formal para presentar la propuesta completa del proyecto, la cual será valorada durante los próximos meses esperándose la respuesta definitiva sobre la aprobación de la cofinanciación del proyecto a principios de verano.

Las actuaciones se llevarían a cabo principalmente en las poblaciones de desmán ibérico presentes en la provincia de Ávila, aunque también se prevén actuaciones en Salamanca, Segovia, Guadalajara, Madrid y región centro de Portugal. Por primera vez se pretende desarrollar un programa de cría en cautividad de la especie estando prevista la construcción del centro en La Aliseda de Tormes (Ávila).

El Programa de Medio Ambiente y Acción por el Clima (LIFE) es el instrumento financiero de la Unión Europea dedicado al medio ambiente para el periodo 2014-2020. El Programa LIFE se divide en dos subprogramas con tres áreas prioritarias cada uno de ellos. El presente proyecto se encuentra clasificado en el área prioritaria de Naturaleza y Biodiversidad del subprograma de Medio Ambiente. Los proyectos englobados en esta área buscan contribuir al desarrollo y a la aplicación de la política y la legislación de la Unión en el ámbito de la naturaleza y la biodiversidad, en particular mediante la aplicación, el desarrollo, el ensayo y la demostración de enfoques, mejores prácticas y soluciones; apoyar el desarrollo, la aplicación y la gestión de la red Natura 2000 y mejorar la base de conocimientos para el desarrollo, la aplicación, la valoración, el seguimiento y la evaluación de la política y la legislación de la Unión en el ámbito de la naturaleza y la biodiversidad, así como para la evaluación y el seguimiento de los factores, presiones y respuestas que inciden en la naturaleza y la biodiversidad dentro y fuera de la Unión.

El desmán ibérico, en peligro de extinción

El desmán ibérico es un pequeño mamífero semiacuático, endémico de la mitad norte de la Península Ibérica y los Pirineos. La especie habita ríos y arroyos de aguas claras y de flujo rápido, lo que la convierte en un excelente bioindicador de la calidad ecológica de los ríos. Entre las principales adaptaciones a la vida acuática se encuentra un hocico prolongado distintivo que se utiliza para detectar los macroinvertebrados de los que se alimenta. A pesar de su enorme interés ecológico y evolutivo, el desmán ibérico es una de las especies menos conocidas de la fauna europea debido a su rareza y comportamiento esquivo.

Los últimos trabajos sobre la especie confirman que ha disminuido bruscamente en todo su rango de distribución. En particular, la población del Sistema Central, que se encuentra en el límite sur de la distribución de la especie y está aislada de todas las demás, ha sufrido una disminución sin precedentes, habiendo perdido más del 95 % de su área de distribución histórica en las últimas décadas.

En consecuencia, esta población figura en el Catálogo Español de Especies Amenazadas como ‘En peligro de extinción’, mientras que todas las demás poblaciones se consideran ‘Vulnerables’. La distribución actual del desmán ibérico en el Sistema Central se limita a pequeños ríos diseminados a lo largo de las cuencas del Duero en Ávila (Aravalle, Becedillas y Adaja) y del Tajo en Cáceres (Ambroz, Jerte y Tiétar), en el sector occidental del Sistema Central, mientras que la situación en Serra da Estrela (Portugal) es actualmente desconocida.

Las poblaciones de la cuenca del Duero se descubrieron en el marco del anterior proyecto LIFE + DESMANIA, un descubrimiento muy prometedor que casi duplicó el rango conocido en el Sistema Central. Sin embargo, las estimaciones demográficas iniciales realizadas recientemente en estas subpoblaciones indicaron que hay menos de 200 individuos en alrededor de 70 km de tramos de ríos ocupados. Además, un trabajo genético preliminar basado en la secuenciación de próxima generación y la construcción de redes de parentesco de una serie de especímenes demostró falta de conectividad entre las tres poblaciones en las últimas generaciones y niveles máximos de endogamia en los sectores más aislados, lo que probablemente comprometa su supervivencia a largo plazo.

En el proyecto LIFE que ahora se presenta, coinciden muchas de las entidades que ya trabajaron juntas en el estudio y propuesta de acciones para la conservación de este pequeño mamífero a través del LIFE DESMANIA, que estuvo coordinado por la Fundación Biodiversidad y del que eran socios el anteriormente denominado Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, la Junta de Castilla y León, la Junta de Extremadura, Fundación Cesefor, la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, SOMACYL y Tragsatec. Además, participaron como entidades cofinanciadoras el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan y la Mancomunidad de Municipios del Sur de León. El proyecto contó también con el apoyo de las Confederaciones Hidrográficas del Miño-Sil, Tajo y Duero, centros de investigación y asociaciones de pescadores.