Primera visita técnica del proyecto LIFE Forest CO2, en el que participa Cesefor

El proyecto europeo LIFE FOREST CO2, liderado por la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, y que cuenta con un presupuesto disponible de 2.335.417€ (cofinanciado al 60% por la Unión Europea con 1.401.223 €) afrontó hace unas semanas su primera reunión de seguimiento por parte de NEEMO EEIG-IDOM, empresa encargada del seguimiento de los proyectos LIFE que se desarrollan actualmente.

Este proyecto, en marcha en colaboración con la Fundación Cesefor, el Centro de la Propiedad Privada Forestal de Francia (CNPF), la Universidad de Córdoba (UCO), la sociedad cooperativa Agresta y la Consejería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, pretende consolidar la Gestión Forestal Sostenible de las masas forestales mediterráneas como herramientas para la mitigación del cambio climático, implicando en el proceso a los propietarios forestales, así como a las empresas y organizaciones de los sectores no regulados por el mercado de derechos de emisión, a fin de fomentar la compensación de su huella de carbono en bosques gestionados sosteniblemente.

La reunión de seguimiento, que tuvo lugar en la sede de la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente (Murcia), y a la cual acudieron miembros del equipo técnico y administrativo de todos los socios del proyecto, tuvo lugar en dos bloques. Durante la mañana, los socios presentaron a la responsable del seguimiento del proyecto LIFE FOREST CO2 por parte de NEEMO EEIG-IDOM, Elena Gómez-Salazar, el estado de desarrollo de las acciones, así como los resultados previos obtenidos desde su inicio el pasado enero de 2016. Por su parte, la responsable del seguimiento asesoró a los socios sobre cómo llevar a cabo gestión del proyecto, dando pautas y consejos para garantizar el éxito de las acciones a desarrollar y alcanzar las metas y objetivos propuestos.

Durante el turno de tarde, se visitaron las parcelas localizadas en el Coto Cuadros (Murcia), sobre las que se han realizado los muestreos de suelo, así como de hojarasca y materia muerta, que junto con los trabajos LIDAR, aportarán mayor información sobre la influencia de la gestión forestal en el secuestro de carbono por los diversos almacenes forestales.