Riesgos naturales como las sequías irán en aumento hasta convertir al sudoeste de Europa en una de las regiones más castigadas por la crisis climática

El Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF) acogía hace unos días en el Institut d’Estudis Catalans el tercer Seminario Transnacional sobre Estrategias para la gestión y prevención de los impactos de la sequía en los bosques de las montañas del sudoeste europeo (SUDOE) en el marco del proyecto SUDOE MONTCLIMA. Desde primera hora de la mañana, ponentes de talla internacional compartieron conocimientos y experiencias relativas a buenas prácticas y estrategias de adaptación y gestión forestal en los bosques del sudoeste europeo (SUDOE). Un intercambio que tiene como objetivo contribuir a las políticas de manejo y prevención de las sequías, así como a la mejora de la gestión de riesgos naturales.

Siguiendo la dinámica de ediciones anteriores de ubicar el encuentro en un lugar geográfico acorde a su temática, en esta ocasión el encuentro transnacional escogió Barcelona, capital de la cuenca mediterránea, como escenario para abordar la temática de las sequías, uno de los cuatro riesgos naturales principales que afectan a la región sudoeste de Europa. “Sabemos que las áreas mediterráneas y de montaña son más vulnerables al cambio climático y por ello proyectos como MONTCLIMA tienen todo el sentido, ya que nos permiten enfocarnos en crear guías o crear nuevas herramientas como un geovisor pero, sobre todo, colaborar más y mejor para paliar los efectos del cambio climático y evitar el sufrimiento de las personas del territorio" afirmó Rosa Amorós i Capdevila, secretaria general de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP).

Según datos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), que publicó el pasado 9 de agosto su último informe titulado Climate Change 2021: the Physical Science Basis, se prevé que en las próximas décadas los riesgos naturales que afectan a las zonas de montaña; como las sequías, las inundaciones, los incendios o la degradación de los suelos; vayan en aumento convirtiendo al sudoeste de Europa en una de las regiones más castigadas por la crisis climática. “Cada vez se dan más casos de decaimiento forestal en todo el mundo a causa de las sequías, especialmente en zonas de montaña. Si hablamos de los bosques catalanes, el decaimiento ha afectado ya al 3.3% entre 2012 y 2020. Es por esto que todos los modelos coinciden en predecir una mayor incidencia de este fenómeno en las próximas décadas.” subrayó Jordi Martínez, técnico del CREAF. Un escenario preocupante que es la base sobre la cual nace el proyecto SUDOE MONTCLIMA, una iniciativa transnacional que tiene como objetivo reforzar la capacidad de gestión y prevención de los territorios de montaña del sudoeste europeo frente a los riesgos naturales y climáticos. Bajo esta premisa, el proyecto se encuentra en vías de creación de un marco estratégico transnacional basado en la capitalización de proyectos exitosos anteriores en línea con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres de las Naciones Unidas y el Acuerdo de París sobre Cambio Climático.

En este contexto, la jornada supuso una oportunidad para la presentación de estudios y experiencias piloto para mejorar la gobernanza y la gestión de riesgos naturales a través de la cooperación transnacional, cuyas conclusiones servirán para alimentar el Marco de Sendai con recomendaciones más contundentes. Además, el proyecto SUDOE MONTCLIMA cuenta con una nueva herramienta: el Geovisor, un visor cartográfico que se presenta en forma de software de código abierto, que dispone de una tecnología de geolocalización gracias al cual se pueden consultar en tiempo real indicadores de riesgos como incendios activos, extensiones quemadas o precipitación acumulada, entre otros, y consultar información adicional sobre las experiencias piloto de MONTCLIMA. “La monitorización es una de las herramientas más poderosas de las que disponemos para obtener datos que permitan reducir las incertidumbres. Sin duda es nuestra mejor baza para evitar sorpresas” concluye Jordi Martínez.

Con este tercer seminario organizado por el CREAF, el proyecto SUDOE MONTCLIMA, liderado por la CTP y el OPCC, consolida su postulado sobre el vínculo directo entre la crisis climática y el aumento en frecuencia e intensidad de los eventos naturales portadores de riesgo. Y, al mismo tiempo, pone de manifiesto la necesidad de nuevas formas de sensibilización y concienciación a la población sobre los riesgos naturales y cómo el cambio climático puede influir en el territorio montañoso del sudoeste europeo.

Sobre el proyecto MONTCLIMA

MONTCLIMA está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg SUDOE y en él participan como socios entidades de España, Francia y Portugal, que son: el Consorcio de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP), el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF), NEIKER -  Instituto Vasco de Investigaciones Agrarias, la Fundación Cesefor, el Instituto Politécnico de Bragança (IPB), Office National des Forêsts, Geie-Forespir, el Centre d’Estudes et d’Expertise Sur Les Risques l’Environnment la Mobilisé et l’Amenagement (CEREMA), el Instituto de Estudios Andorranos (IEA) y la Comunidade Intermunicipal da Região de Leiria (CIMRL).