Xunta y administraciones locales colaborarán en la prevención creando de un sistema público de gestión de la biomasa en las franjas secundarias de los montes

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado recientemente la autorización de un convenio entre la Consellería de Medio Rural, la empresa pública Seaga y la Fegamp para profundizar en la prevención de los incendios forestales. Así, el Gobierno gallego invertirá 28 millones de euros hasta 2021 en base a este acuerdo, a través del cual se creará, por primera vez, un sistema público de gestión de la biomasa en las franjas secundarias de los montes.

Según detalló el titular del Gobierno gallego, a este procedimiento de actuación en las franjas próximas a los núcleos de población podrá adherirse cualquier ayuntamiento. En este sentido, se irán atendiendo las peticiones de gestión conforme a criterios de prioridad en función del riesgo de fuegos y del peligro para las personas y bienes. Los trabajos se enfocarán tanto nos terrenos abandonados como en los de los particulares que se adhieran a un contrato tipo de gestión de biomasa.

El triple compromiso de la Xunta en la limpieza de los montes

Feijóo recordó la voluntad de colaboración de la Xunta en la limpieza de los montes desde el principio y que se materializó en un triple compromiso por su parte: económico, de gestión de la biomasa y técnico.

En lo relativo al compromiso económico, el Gobierno gallego invertirá 5,7 millones de euros en lo que queda de 2018 y 7,5 millones en los ejercicios de 2019, 2020 y 2021, hasta sumar 28 millones. Dicha inversión se irá aplicando en los lugares prioritarios en colaboración con esos ayuntamientos, que cofinanciarán las actuaciones previstas: podrán hacer aportaciones mediante la creación de un fondo específico dentro del Fondo de Cooperación Local.

En el caso de ayuntamientos que no puedan beneficiarse de las aportaciones por no responder a los criterios de prioridad fijados, podrán voluntariamente adherirse al convenio aportando el 100% de la financiación necesaria para las actuaciones de gestión de la biomasa.

En lo que respecta a los particulares que formalicen un contrato para que la limpieza de los montes se haga en el seno de este sistema, abonarán una tarifa por hectárea de 350 euros de promedio, beneficiándose así de ventajas como la asunción por las administraciones públicas de los mayores costes de los trabajos.

Por su parte, el compromiso de hacer efectiva la gestión de la biomasa se hará efectivo a través de los técnicos de Seaga. Así, ante de una franja ubicada en un ayuntamiento adherido al sistema, si hay un propietario conocido y pertenece al sistema público, Seaga procede a la gestión de la biomasa. Si el propietario no se adhiere al sistema y no cumple con la gestión de la biomasa, el ayuntamiento deberá hacer un requerimiento para que proceda a la limpieza. Todas las acciones de limpieza serían ejecutadas por Medio Rural a través de Seaga. Si no hubiera propietario conocido, la Xunta asume todas las actuaciones necesarias.

En tercero lugar, la Xunta también se compromete a apoyar a los ayuntamientos para determinar las fajas secundarias en los planes municipales de defensa contra los incendios. Para facilitar la tarea, pondrá en marcha un visor web específico de acceso público que abarcará todos los ayuntamientos gallegos y contendrá las franjas secundarias en aquellos ayuntamientos con planes generales de ordenación municipal adaptados a la Ley de ordenación urbanística.

A partir de la intersección de la franjas con un sistema de información geográfica y de la cartografía catastral, se conocerán las parcelas afectadas con su referencia catastral correspondiente y, con información vectorial actualizada, se podrá identificar cada nueva actuación sobre el territorio.