Cesefor desarrolla en León acciones piloto para mejorar los corredores por los que transita la fauna silvestre

Cesefor desarrolla en León acciones piloto para mejorar los corredores por los que transita la fauna silvestre

El proyecto INTERREG Sudoe CERES acaba de lanzar su cuarto newsletter y, entre otras informaciones, da cuenta de algunos de los últimos trabajos llevados a cabo por Cesefor (socio integrante del proyecto) consistentes en estos momentos en tratamientos selvícolas de las masas de rebollo (Quercus pyrenaica) para reducir la densidad del arbolado. Lo que se pretende con ello es incidir y/o alterar considerablemente las características de la masa y evitar que resulte atractiva para el oso y, por consiguiente, que este se aleje de esas zonas y se retire a las masas aledañas. El propósito no es otro que el de minimizar los riesgos y salvaguardar la integridad de los individuos al pasar por la autovía A6.

Por otro lado también se está realizando un desbroce en el interfaz urbano-forestal del núcleo de población de Trabadelo para redirigir el flujo de animales hacia las masas forestales más cercanas a los pasos existentes e evitar así su paso por el pueblo, de manera que tanto fauna como población se encuentren exentos de riesgos.

Estos trabajos han surgido un exhaustivo análisis del territorio, con objeto de determinar las localizaciones más críticas para el mantenimiento de la conectividad del hábitat de la especie en la A6 a su paso entre el Puerto del Manzanal y Piedrafita de Cebreiro, para así focalizar sobre estas los esfuerzos y poder aportar una orientación práctica, así como recomendaciones de gestión para la mejor incorporación de la conectividad en la gestión de la especie y del territorio forestal por el que se distribuye su hábitat.

El proyecto CERES trabaja por la conectividad de los ecosistemas forestales y riparios de algunos territorios del ámbito SUDOE y cuenta con la colaboración de la Junta de Castilla y León. Se trata de un proyecto a favor de la conectividad ecológica, que necesita reservas de biodiversidad forestal y corredores que permiten a las diferentes especies (fauna y flora) circular dentro y entre espacios naturales.

En esa línea, el proyecto CERES, a través de uno de su objetivo sobre el desarrollo de herramientas metodológicas comunes y de la puesta en marcha de acciones demostrativas para mejorar la integridad ecológica y la conectividad de las zonas forestales (arboladas o ribereñas), pretende conseguir la conectividad del oso pardo (Ursus arctos) en Castilla y León al sur de la autopista A6 para reocupar lugares de los que habían desaparecido hace décadas, aprovechando el aumento del territorio y la continua recuperación de los niveles poblacionales de la especie. 

Conoce más del proyecto CERES aquí.