Aprobado el plan que regirá la estrategia forestal gallega hasta el 2040

Aprobado el plan que regirá la estrategia forestal gallega hasta el 2040 Xunta

La Xunta acaba de aprobar como Decreto la primera revisión del Plan Forestal de Galicia (PFG) 2021-2040 ‘Hacia la neutralidad en carbono’, que contempla una inversión 4.900 millones de euros en el monte gallego en los próximos veinte años, incluyendo tanto los fondos públicos como la financiación privada de los titulares o los gestores forestales. Este documento prevé, entre otros aspectos, alcanzar las 425.000 hectáreas de superficie ocupada por frondosas autóctonas y reducir la superficie de eucalipto en un 5%.

Una de las principales líneas es promover la regeneración natural de frondosas caducifolias, hasta alcanzar una superficie total ocupada por estas masas autóctonas de 425.000 hectáreas en 2040, actuando en un 15% de la superficie de frondosas. Además, la superficie de frondosas objeto de una gestión activa mediante tratamiento silvícolas se incrementará desde las 5.000 hectáreas en los primeros cinco años hasta las 20.000 ha en el último.

Por otro lado, el programa de recuperación de bosques de ribera abarcará otras 20.000 hectáreas.

En el caso concreto del castaño, el PFG contempla un programa estratégico para contribuir a la conservación y puesta en valor de esta especie, con actuaciones en 8.000 hectáreas hasta el año 2040 para recuperar los sotos tradicionales en producción mediante las medidas de rehabilitación, 2.000 de ellas hasta 2025. Así mismo, se prevé la creación de nuevos sotos tanto para la producción principal de castaña, como para generar madera, cada una de esas líneas con 8.000 hectáreas de actuación. Con estas acciones se busca también apoyar al sector viverista, incrementar tanto la producción como la calidad de castaña, aumentar la superficie de castaño para madera y mejorar la competitividad de las empresas del sector, con una mayor intensidad de actuaciones durante los primeros cinco años.

En relación con el eucalipto, los programas de acción y las iniciativas se dirigen a una reducción de la superficie con presencia de eucalipto del 5%, al final del período. Cabe señalar que con la entrada en vigor de la Ley de Recuperación de Tierras Agrícolas en mayo de 2021, también se activó la suspensión temporal de nuevas plantaciones de eucalipto donde antes no había, además de fortalecer la supervisión y control por parte de la Junta para asegurar el cumplimiento de la normativa. A mayores, se priorizará la mejora de la gestión y la productividad de las masas de eucalipto ya existente. También se mejorará la silvicultura de eucaliptales y se reducirá la combustibilidad de las masas a través de la gestión activa, aumentando tanto la tasa de utilización de la especie como la certificación y las iniciativas de gestión conjunta. Así, dentro de esa reducción, un total de 20.000 hectáreas se convertirán en masas de otras especies.

Más detalles (actividad industrial biomasa, coníferas, especies invasoras, plagas, movilización de tierras agrarias, gobernanza, otros aprovechamientos forestales...) en la nota-resumen del Consello de la Xunta disponible aquí (páginas 8 a 13).